MARIELA MOOTZ
MARIELA MOOTZ
Franquicia Personal
R.I.F: V-04751022-4

Teléfono:
(414) 629-0057
Twitter Facebook google Skype
MARIELA MOOTZ Rent-A-House
MARIELA MOOTZ Rent-A-House
MARIELA MOOTZ Rent-A-House
MARIELA MOOTZ Rent-A-House
MARIELA MOOTZ Rent-A-House
MARIELA MOOTZ Rent-A-House
MARIELA MOOTZ Rent-A-House
MARIELA MOOTZ Rent-A-House
MARIELA MOOTZ Rent-A-House
MARIELA MOOTZ Rent-A-House

¿Desea Contactarme?

(*) Campo Obligatorio
*Nombre Completo:

*Teléfono:

*Correo Electrónico:

  Observaciones:

Indique El Código ANTISPAM

Codigo  

Noticias y Opiniones

Me robaron el carro...




En los últimos años el robo de carros ha crecido, las mafias han invadido las instituciones de seguridad y todo se ha salido de control. A 4 de cada 5 personas que poseen vehículo se lo han robado, al menos una vez. La frontera y la injerencia del narcotráfico han hecho prosperar el negocio.


La delincuencia y el crimen organizado han cercado por completo la ciudad, las mafias del hurto y robo de vehículos hacen de las suyas en la colectividad. Si no lo cree, pregunte a quien esté en este momento a su lado si posee vehículo y si se lo han robado alguna vez. Haga ese mismo ejercicio en su contexto, en su comunidad, será grave lo que descubrirá. Nadie se salva, todos están en la calle, todos son vulnerables. Julio Cortázar dijo alguna vez: Estoy, por eso peligro. Sin duda una realidad que lejos de lo que se avecinaba en el mundo, hoy es una verdad que a todos ataña.

Si usted no conoce como operan estas bandas o mafias del crimen organizado, le daremos algunos tips, para que su agonía no sea a fondo blanco, sino más bien para que digiera su mala fortuna de haber caído o de ser una más de las victimas de estas garras delictivas. A continuación describiéremos como es el día de una persona que le han robado el carro y que prefiere transarse con los ladrones, que dar parte a la policía.

1.- Capítulo “Entrompe y cañón” En esta etapa, usted será despojado de su vehículo de manera arbitraria y violenta. Trate de no hacer ningún movimiento en falso, de lo contrario podría hacerse dueño de un par de cachazos o en el peor de los casos, dos tiros, no trate de dialogar, haga todo lo que le dicen, tenga en cuenta que su vida corre peligro, podría estar en el frente de un “coco seco” (choro amateur que desea hacerse “cartel” asesinando a alguien y que nada le importa), entregue las llaves, y muy importante, sino le han quitado su teléfono, entréguelo, esta será la única manera de recuperar su vehículo.

2.- Capitulo “Nervios/ llanto/ realidad” Usted caerá en trance cuando vea que su vehículo es llevado, llorará y se volverá un manojo de nervios. Quédese tranquilo, pie de plomo, está vivo y es posible que recupere su inversión. En esta parte debe llamar a su familia, a todos, eso le ayudará a drenar un poco su terrible estado de shock. Dé gracias Dios, está vivo y eso es lo que cuenta, muchos que como usted han pasado esa experiencia, no viven para contarlo.

3.- Capitulo “Primer Contacto del 3 tipo” En esta parte debe armarse de valor y llamar a su teléfono, que ahora no es suyo, como tampoco lo es su carro. Es posible que el tipo juegue con un precio depravado dependiendo del valor de su vehículo y del año. Es muy probable que le arda la sangre y decida dejar las cosas así; pero cuidado, es factible que el choro le diga: “Miraaa pajarito, ve que yo sé donde vives, cuántos hijos tienes, a qué hora sale la mujer tuya de tu casa, paga o te puede ir peor”. Es posible que sea mentira, pero uno nunca sabe.

4.- Capítulo “Trance y Regate”
Este capítulo puede durar horas de intensa agonía, todo dependerá del juego de palabras que utilice con el extorsionador; hay choros que se roban el carro lo dejan enfriando y se van a dormir, en ese momento apagan el teléfono y usted queda como pájaro en grama sin saber nada. Aquí también empieza el periplo de buscar el intermediario, otro estafador más que se hace llamar «Palabrero», a este sujeto usted debe darle un par de tarjetas de 100 Bs. por lo menos, este ubica el carro y empieza el tira y encoje del dinero hasta llegar a un acuerdo.

5.- Capítulo “… Y es casi una experiencia religiosa” Después que pone en vilo a todo a quien usted conoce, los nervios han desaparecido un poco, puede que en esta parte del proceso quiera envalentonarse, trate de no hacerlo, acuérdese que ya no trata con un estafador, sino con dos. En esta parte también es posible que los choros hayan accedido de unos 20 mil bolívares fuertes, a 15 o 12. Siga trabajando, es posible que todo se cierre en 10.

6.- Capítulo “Dinero, cochino dinero”
Ya a golpe de 6:00 de la tarde (si el carro se lo robaron en la mañana) usted ya debe estar endeudado por lo menos con cuatro de sus familiares, ya debe tener el dinero en su haber, a la espera del encuentro con el estafador 1 (palabrero), éste ya debe haber cuadrado con sus colegas la entrega, si es el caso que quieran devolvérselo, porque, ¡ojo! es posible que si usted elige un mal palabrero, se queda sin dinero y sin carro y a llorar al valle. Pero debe jugarse el todo por el todo, la incertidumbre desaparece poniendo los pies en tierra, sea cual sea su decisión, encomiéndese a Dios.

7.- Capítulo “Valor y temblor”
El estafador 1 lo citará en un lugar público, ahí debe hacer la entrega del dinero, ahí el descarado contará el dinero frente a sus ojos y le dirá, que usted debe esperar a que él lo llame. Casi siempre es una persona normal, posiblemente una mujer o un tipo con cara de taxista desesperado. Entregue el dinero, no lo mire mucho a los ojos y váyase a casa a esperar a que, con el favor de Dios, lo llamen.

8.- Capítulo “La llamada”
La hora que el estafador le dice que lo llamará nunca es exacta, los nervios puede que hagan mella en su cuerpo cansado, cálmese, no cuente los pollos antes de nacer, es posible que haya tratado con gente seria y el choro le devuelva el carro según lo acordado con el palabrero, sea cual sea la situación no utilice el teléfono, espere, siempre hay un margen como de hora y media. Tome agua con azúcar.

9.- Capítulo “Rescate” Después de la llamada y de que el malandro le diga dónde está el vehículo, salga en dos ruedas, no sin antes decirle a un familiar cercano que vaya con usted (importante: su acompañante debe saber manejar, de lo contrario no le servirá de nada). Al llegar al sitio ubique visualmente el vehículo, baje y busque la llave, siempre estará en uno de los cauchos de adelante, prenda el carro y desaparezca.

10.- Capítulo “No es nuevo, es recuperado y la alegría es igual”
Ya en casa con el vehículo, repase lo idiota que fue durante todo el día, desde el momento pleno de que le quitaron su carro, hasta cuando venía a toda velocidad sin necesidad a su casa. Piense en lo vulnerable que fue, en adelante trate de no ser tan fatuo. En adelante piense como malandro, adelántesele, no de oportunidades, no sea ingenuo. Cámbiele las placas al carro y un consejo: véndalo. De lo contrario se lo robarán un año sí y otro no.

Recomendaciones:


1.- No sea rutinario, cambie de ruta a diario, mire por el retrovisor casi siempre la víctima es seguida antes de ser atracado.

2.- Atraco es atraco, no se crea héroe, deje que se lo lleven, ya se verá como se recupera o se compra otro.

3.- Use un sistema satelital de radiofrecuencia, cuesta menos que un seguro y podrá recuperar su carro sin ser extorsionado, al menos no por los malandros.

4.- Elija una sola vía: o la policía o los malandros, si los involucra a los dos puede perder el carro y alguien puede salir herido, incluso usted.

5.- Después de recuperarlo, no olvide: véndalo. Es lo más sano, el carro cambiará de rutina, ni usted ni a quien se lo vende estarán tan expuestos, al menos no con los malandros que se lo quitaron en sus narices.

Cesar Bracamonte

www.panorama.com.ve