MARIELA MOOTZ
MARIELA MOOTZ
Franquicia Personal
R.I.F: V-04751022-4

Teléfono:
(414) 629-0057
Twitter Facebook google Skype
MARIELA MOOTZ Rent-A-House
MARIELA MOOTZ Rent-A-House
MARIELA MOOTZ Rent-A-House
MARIELA MOOTZ Rent-A-House
MARIELA MOOTZ Rent-A-House
MARIELA MOOTZ Rent-A-House
MARIELA MOOTZ Rent-A-House
MARIELA MOOTZ Rent-A-House
MARIELA MOOTZ Rent-A-House
MARIELA MOOTZ Rent-A-House

¿Desea Contactarme?

(*) Campo Obligatorio
*Nombre Completo:

*Teléfono:

*Correo Electrónico:

  Observaciones:

Indique El Código ANTISPAM

Codigo  

Noticias y Opiniones

LA HIPOGLICEMIA


Para aquellas personas con Diabetes, o que comparten tiempo o relaciones con alguien con Diabetes, el conocer cuáles son las principales emergencias médicas, cuales sus signos y síntomas y que hacer en esos casos, puede ser vital. En este artículo les hablaremos sobre una de esas situaciones que requieren atención médica inmediata: LA HIPOGLICEMIA.

La hipoglicemia es una situación donde el nivel de glucosa en sangre se encuentra por debajo de 70 miligramos por decilitro (70mg/dL). Recordemos que el rango considerado comúnmente como normal, está entre los 70 mg/dL y 100 mg/dL en ayunas.

La hipoglicemia puede originarse por diferentes causas, pero en el caso de personas con diabetes ocurre generalmente a consecuencia de un exceso de insulina combinada con poca glucosa en sangre. Esta situación paradójica es más común en aquellos que usan insulina, seguido por los que toman tratamiento oral para el manejo de la diabetes. En estos casos, el nivel de glucosa en sangre puede disminuir peligrosamente si no mantienen el aporte de carbohidratos en su plan diario de alimentación, retardan exageradamente el tomar sus comidas, realizan alguna actividad física muy vigorosa o exigente, o introducen cambios en su esquema de tratamiento con la insulina o la medicación oral, sin los ajustes correspondientes en su dieta. EN OTRAS PALABRAS, LA HIPOGLICEMIA SE PRODUCE EN CUALQUIER CONDICION EN LA QUE POR UNA U OTRA RAZON, HAY MUCHA INSULINA Y POCA GLUCOSA EN SANGRE.

Mientras más bajo sea el nivel de glicemia, más severos los signos y síntomas, y más peligrosas las consecuencias. Si el nivel de glucosa en sangre se ubica tan bajo como 50 mg/dL, se puede producir la pérdida de consciencia, conocido también como COMA O SHOCK HIPOGLICEMICO.  Valores menores a 40 mg/dL pueden generar alteraciones neurológicas aún más severas como convulsiones, coma y a un desenlace fatal.  De allí la importancia de que todo aquel que use insulina y/o medicación oral para el control de la glicemia, este muy atento a su alimentación o al resultado de cualquier modificación en el tratamiento médico.

¿CUÁLES SON LOS SIGNOS Y SÍNTOMAS DE LA HIPOGLICEMIA?


Los signos y síntomas dependen en buena medida de que tan bajo es el nivel de glucosa en sangre. Los que aparecen más tempranamente suelen ser: hambre intensa, sudoración fría, temblor, nerviosismo e irritabilidad, cefalea, alteraciones visuales (visión borrosa), falta de coordinación en los movimientos, mareos, desorientación y taquicardia. Si no se toman medidas rápidas, el cuadro de hipoglicemia empeora, presentándose: somnolencia, dificultad del habla y confusión. Finalmente aparecen signos muy severos como perdida de la consciencia y convulsiones.

¿CÓMO EVITAR LA HIPOGLICEMIA Y QUE HACER EN ESTOS CASOS?

La prevención es la clave! Existen una serie de medidas que pueden ser muy útiles para evitar la hipoglicemia y, en caso de que se produzca, manejarla de manera rápida y exitosa. Veamos algunas de ellas:

1.- La persona con diabetes aprende a reconocer las señales de su cuerpo. Y las “sensaciones” que genera la hipoglicemia en cada uno, en un primer momento, suelen ser muy particulares. Aprenda a reconocer esas señales que envía su cuerpo y que generalmente se relacionan con los síntomas tempranos detallados anteriormente. Si tiene sospecha de que está presentando hipoglicemia, chequee su nivel de glicemia capilar. Si esta se encuentra en menos de 70 mg/dL, beba o coma rápidamente algo que sabe le hará subir la glucosa en sangre. Entre lo que puede escoger para este fin tenemos opciones como las siguientes:

a.- Tabletas de glucosa. Toda persona insulino-dependiente debería llevar consigo estas tabletas, pues son los que con más frecuencia tienden a presentar hipoglicemia. Son fáciles de conseguir y no requieren de prescripción.  Idealmente tomar 15 gramos de glucosa (2 a 4 tabletas de glucosa, dependiendo de su concentración)

b.- Tomar una cucharada de azúcar o de miel, o 5 caramelos duros.

c.- Tomar una gaseosa no dietética (que contenga azúcar)

d.- Tomar 8 onzas de leche completa

e.- Tomar 4 onzas o 120 ml de jugo de frutas.

Cualquiera de estas medidas puede ser suficiente. Debe esperarse 15 minutos y volver a medir la glicemia capilar. De persistir la hipoglicemia, se repite nuevamente y si a pesar de esto, aún mantiene niveles inferiores a 70 mg/dL, debe acudir de inmediato a un puesto de emergencia.

En aquellos casos donde la situación es muy severa, con niveles de glicemia inferiores a 40 mg/dL, la situación es más difícil de manejar. La administración de cualquier fuente de glucosa por vía oral puede ser imposible o de alto riesgo, debido a la pérdida de consciencia o incluso por la presencia de convulsiones. En estos casos la atención médica de emergencia es necesaria y la situación ideal es contar con un kit de para administrar glucagón. El glucagón es una es una hormona con efecto inverso al de la insulina, que es capaz de elevar los niveles de glicemia en aproximadamente unos 5 minutos tras su aplicación. Este tipo de Kit requiere de prescripción médica y se reserva para casos muy severos en donde no hay acceso atención médica inmediata o simplemente no se puede esperar por la severidad del cuadro.

Lo más importante a resaltar es que las personas con diabetes (y aquellos que conviven con ellos) deben estar preparadas para manejar la hipoglicemia. Siempre tengan a mano alimentos de “acción rápida” en los lugares que frecuentan, y aprendan a escuchar a su cuerpo. Generalmente esta condición “avisa”.

En el caso de niños y adolescentes con diabetes tipo 1, los cuidados y prevención son aún más importantes, incluyendo la participación de todas aquellas personas con quienes deben tener contacto en su día a día.

http://blogesp.diabetv.com